Hombre asesinó a dos pescadores y luego fue linchado por la comunidad – Otras Ciudades – Colombia

    /
    /



    El asesinato de un pescador reconocido en el corregimiento de Tasajera, municipio de Pueblo Viejo Magdalena, desató la ira de una comunidad que linchó al pistolero, y dio inicio a otros crímenes. 

    Mientras el presunto asesino intentaba defenderse de la turba enfurecida mató a tiros a otra persona que hacía parte de la comunidad.

    El hecho que dejó tres personas muertas, ha causado consternación en el departamento y rechazo de las autoridades.

    Según la versión entregada por la Policía Metropolitana, Jesús David Ibáñez Portacio, a las cinco de la tarde del pasado lunes, habría asesinado con un disparo a Fausto Ayala Herrera. Cuando escapaba del lugar del crimen, amigos y conocidos de la víctima lo persiguieron.

    Al llegar a su lugar de residencia, Ibañez fue rodeado por aproximadamente 300 personas que le exigían que saliera para que respondiera por el crimen.

    Ibáñez se mantuvo al interior de su casa, y al darse cuenta de que varias personas ingresaron a la fuerza para buscarlo, volvió a accionar su arma de fuego hiriendo de gravedad a Luis Felipe Escobar Vargas.

    Fausto Ayala y Luis Felipe Escobar fueron llevados a un centro asistencial, donde murieron minutos después.

    La Policía intentó intervenir para privar de la libertad al agresor; sin embargo, la comunidad armada con palo, piedras y machetes se lo impidió y terminó atacando a Jesús Ibáñez hasta causarle la muerte.

    Está por determinarse la identidad de quienes participaron en el linchamiento, para formularles cargos por el delito de homicidio

    El comandante encargado de la Policía Metropolitana, rechazó la reacción violenta de la población y dijo que “de ninguna manera es justificable acabar con la vida de una persona”.

    Dijo igualmente que “está por determinarse la identidad de quienes participaron en el linchamiento, para formularles cargos por el delito de homicidio”.

    La situación de tensión que se vivía en todo el municipio de Pueblo Viejo, obligó al Alcalde a convocar un consejo extraordinario de seguridad. En la reunión entre las autoridades administrativas y fuerza pública se determinó aumentar el número de uniformados en la población mientras se recupera la tranquilidad y proteger la vivienda del pistolero, la cual iba a ser incinerada por la turba enardecida.

         
    Roger Urieles
    Especial para EL TIEMPO
    Santa Marta
    En Twitter: @rogeruv

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This div height required for enabling the sticky sidebar