Cuenca transfiere a pacientes críticos de covid-19 a otros hospitales y clínicas privadas

    /
    /



    Lo peor ha llegado para los hospitales de la capital azuaya. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga del IESS, que atienden a pacientes de covid-19, llegaron a su máxima capacidad.

    Este martes 14 de julio no quedaban camas disponibles en esas áreas. Los nuevos pacientes críticos que necesiten respiradores u otros equipos especiales son transferidos a hospitales públicos de otras ciudades del país o a clínicas privadas de Cuenca.

    Entre las dos casas de salud centinelas hay 220 camas para hospitalización de pacientes covid-19 y este martes 14 de julio de 2020 tenían una ocupación del 87%. Mientras que las 44 camas de UCI alcanzaron su límite y la demanda de este servicio sigue siendo alta.

    Por eso, la semana anterior dos pacientes covid-19 del IESS de Cuenca fueron trasladados a UCI del Hospital del Día de Azogues. Además, otros 10 infectados y tres pacientes de otras patologías que necesitan respiradores han sido transferidos a clínicas privadas.

    Según Carlos Orellana, coordinador de la zonal 6 del IESS, un paciente en UCI permanece –en promedio- 12 días internado y en una clínica privada eso le representa a la institución alrededor de USD 10 000. El IESS trabaja con cinco clínicas prestadoras de este servicio.

    Orellana señaló que -al momento- están con el techo más alto de pacientes, desde que empezó la emergencia sanitaria. En los dos primeros meses llegaron hasta 30 pacientes diarios, entre hospitalización y UCI en el José Carrasco Arteaga.

    Una semana después del Día de la Madre aumentaron hasta 40 y después del Día del Padre sobrepasaron los 65. “Esto confirma que en cada fecha especial la gente se reúne para celebrar, no respeta el distanciamiento social ni las medidas de bioseguridad”, dijo Orellana.

    En este hospital, tres pisos acogen a los pacientes de coronavirus y laboran con 450 profesionales sanitarios entre médicos, especialistas, enfermeras, camilleros, auxiliares, paramédicos, laboratoristas, conductores de ambulancias y administrativos.

    Para el gobernador de Azuay, Xavier Martínez, ahora sí se puede hablar de una saturación de atención en los hospitales y que eso les preocupa porque ya no hay espacio para ingresar a más personas en estado crítico, que necesitan de atención en UCI.

    Él admitió que en estos a días trasladaron a siete pacientes covid-19 a hospitales de otras ciudades del país que están con espacio, pero que eso era parte de la planificación en caso de la saturación de los servicios, para intentar salvar sus vidas

    Martínez explicó que gestionan la donación de cuatro ventiladores y otros equipos para UCI. Pero que tampoco pueden hacer más porque el personal de los dos hospitales trabaja al máximo y para aumentar camas requieren de otras necesidades.

    Por ejemplo, mencionó equipos como camas especiales, desfibriladores, instalaciones de oxígeno, sistemas de aspiración, adecuaciones eléctricas y, sobre todo, personal especializado para la atención permanente de los pacientes las 24 horas.

    Hasta este martes 14 de julio del 2020 se han contabilizado 2 050 infectados, según las cifras del Ministerio de Salud Pública. De esa cantidad, 1 427 se han recuperado. Entre el lunes y martes aumentaron 25 nuevos casos.

    MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

    Noticias

    Medidas de protección

    Mapa de infectados

    Glosario

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This div height required for enabling the sticky sidebar