Masacran en el suroeste de Colombia a 3 familiares de líder social asesinado

    /
    /


    Tres personas, entre ellas una hermana de un líder social asesinado en abril pasado, fueron tiroteadas por desconocidos que irrumpieron en una finca de la localidad colombiana de Mercaderes, en el departamento del Cauca (suroeste), informaron este sábado fuentes oficiales.

    El alcalde de Mercaderes, Fernando Díaz Salamanca, dijo a Efe por teléfono que el triple homicidio ocurrió el viernes por la noche en el caserío El Vado, en el mismo sitio en el que el pasado 29 de abril fueron masacrados Álvaro Narváez Daza; su esposa, María Delia Daza Rodríguez; su hijo Cristian Narváez Daza, y una nieta llamada Jenny Katherine López Narváez.

    «Anoche (viernes) nuevamente hombres armados irrumpieron en la vivienda y esta vez las víctimas fueron la hermana del líder asesinado, la hija de la mujer y su compañero sentimental», detalló el alcalde Díaz.

    El gobernante recordó que por la masacre de abril pasado las autoridades detuvieron a cinco personas.

    Por su lado, el personero de Mercaderes, Sergio Esteban Muñoz Fernández, dijo que la Policía, el Ejército, la Gobernación y la Alcaldía realizarán este mismo sábado un consejo de seguridad para «analizar la situación de violencia y tomar las medidas necesarias».

    El Cauca es uno de los departamentos colombianos más golpeados por el conflicto armado y prácticamente no conoce los beneficios del acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 por el Gobierno y la entonces guerrilla FARC, ahora convertida en partido político.

    Según el más reciente informe ante el Consejo de Seguridad del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, 48 líderes sociales y defensores de derechos humanos, entre ellos cinco mujeres, han sido asesinados este año en el país.

    Justamente, el jueves pasado el senador indígena Feliciano Valencia salió ileso de un atentado cuando se dirigía a la conmemoración del primer año de la masacre de cinco miembros de su comunidad.

    El atentado contra Valencia, senador por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), ocurrió en un paraje en la carretera que une a las poblaciones de El Palo y Tacueyó, en el Cauca.

    El senador viajaba hacia Tacueyó, caserío del municipio de Toribío, para acompañar una caravana con la que indígenas recordaron que hace un año cinco de los suyos, entre ellos Cristina Bautista, gobernadora de un cabildo, fueron masacrados por disidencias de las FARC en un punto llamado La Luz.

    Según la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN), este año 76 indígenas han sido asesinados en el Cauca. EFE

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    This div height required for enabling the sticky sidebar